Fotorejuvenecimiento facial IPL

Carecterísticas

El Fotorejuvenecimiento luz intensa pulsada o IPL (del inglés “Intense Pulsed Light”) es un tratamiento médico estético destinado a recuperar lesiones cutáneas como enrojecimiento facial, cuperosis, deshidratación, manchas y otros signos visibles que nos deja la huella del paso de los años, mejorando aspectos importantes de la salud de la piel como el estrés y, sobre todo, el sol, dejándola rejuvenecida y uniforme. Podemos utilizarla para recuperar tanto rostro, como cuello, escote e incluso manos o brazos.

Para corregir y mejorar significativamente estas lesiones nuestro Centro aplica este método terapéutico, una técnica que permite por medio de su fuente lumínica de alta intensidad destruir la lesión, eliminando las estructuras indeseables, devolviendo el aclarado de la piel eliminando manchas pigmentadas, venitas o textura cutánea rugosa, mejorando globalmente la calidad de la piel al estimular, sin ningún tipo de efecto negativo y sin dolor, el colágeno y el tejido conectivo que se traducirá en una piel tersa, más joven y luminosa. La energía de la luz actúa en las capas más profundas para mejorar gradualmente la tonalidad y textura de la piel, eliminar las manchas, rojeces, poros dilatados, arrugas finas y dar luminosidad.

Los resultados son evidentes desde la primera sesión y mejoran mucho mas entre 3 y 5 sesiones con un intervalo mínimo de tres semanas. Las mejoras se perciben de manera progresiva. En primer lugar, desaparecen las manchas y rojeces y así la piel va recuperando un tono mucho más uniforme. A medida que avanza el tratamiento se va notando una mejoría general en la calidad de la piel.

Tras el tratamiento, recomendamos no exponerse al sol directamente durante al menos 15 días antes y después de cada sesión y el uso de protección solar en la zona tratada y evitar la exposición solar prolongada con el fin de mantener más tiempo los resultados Pudiéndose incorporar y realizar vida completamente normal nada más acabar la sesión.

Al concluir la sesión puede aparecer un ligero enrojecimiento en las dos horas siguientes al tratamiento que se puede disimular con maquillaje.

Al tratarse de un tratamiento no agresivo que se realiza en varias sesiones, los resultados se van percibiendo de forma progresiva. De esta forma, se consigue un efecto natural y armónico que pueden apreciarse hasta 12 meses después.

La IPL, puede combinar con otras técnicas como peelings, radiofrecuencia, bioestimulación, infiltración de productos de relleno, PRGF (Plasma Rico en Factores de Crecimiento), incluso se puede recomendar como complemento de técnicas quirúrgicas como el lifting o cirugía de párpados.