Mesoterapia

Carecterísticas

Prevención del envejecimiento cutáneo y revitalización de la piel

La mesoterapia virtual, (“transcutaneous mesodermic therapy” (TMT)), no emplea pinchazos, los productos penetran por electroporación, impulsos eléctricos inocuos que aumentan la permeabilidad de la piel a los activos cosméticos aplicados. Nos permite mejorarla piel del rostro con el producto adecuado para el momento o el problema a tratar, consiguiendo una piel radiante. Es recomendada casi para cualquier edad y persona. Los resultados se pueden apreciar inmediatamente y los beneficios veinticuatro horas después del tratamiento, cuando la piel se veráreafirmada, fresca y brillante.

La mesoterapia virtual facial no tiene efectos secundarios, es un tratamiento efectivo y prácticamente indoloro que consigue devolver a la cara, el cuello y el escote su luminosidad y frescura.

Se aconsejan un mínimo de 6 sesiones, con un máximo de dos sesiones semanales, incluso tres en caso de tratamientos intensivos. Las sustancias empleadas habitualmente en facial son, entre otras: vitaminas, colágeno, silicio, DMAE, aminoácidos, coenzima Q10, ácido hialurónico. Se alternarán sesiones de hidratación y reafirmación. El área de trabajo normalmente es la cara, el cuello y el escote para conseguir unos resultados más espectaculares.

Es recomendable un recordatorio después del verano, tras la exposición al sol, para una óptima recuperación de la piel, y otro después del invierno de cara a preparar la piel para la estación cálida.

Se puede combinar con otros tratamientos locales peelings, radiofrecuencia, bioestimulación, infiltración de productos de relleno, PRGF (Plasma Rico en Factores de Crecimiento), pautando los tiempos.

Puede darse la circunstancia de que se produzca una alergia o sensibilidad a alguno de los medicamentos empleados. Pero suele ser de escasa relevancia, con manifestación puramente local (rojez, picor, etc). El medicamento que la provoque será identificado y no se utilizará en las siguientes sesiones.

Contraindicado en pacientes que presentan alguna infección en la piel, alergias y atopías cutáneas, en pacientes con marcapasos o prótesis metálicas craneales, embarazadas o en periodo de lactancia.

Como en cualquier otro tratamiento de facial, debemos no exponerse al sol la zona tratada durante el tiempo en que se está realizando el tratamiento o utilizar foto protectores.