Tratamiento con peeling

Carecterísticas

La Renovación Celular.

El peeling facial. Literalmente la palabra peeling, significa pelar o decapar. En Dermocosmética, es todo aquello que produce una renovación celular acelerada de las capas de la piel con fines tan diversos como limpieza, nutrición, hidratación, astringencia, disminución de los efectos del envejecimiento, acción antiseborreica, despigmentante, rosácea, acné y marcas de acné o simplemente para mantener una piel más saludable. Los AHAs exfolian, aumentan el grosor de la capa profunda de la piel, estimulan la formación de nuevo colágeno. La humectación, brillo, luminosidad y suavidad se ve y se siente desde el primer tratamiento.

El peeling por su carácter poco invasivo es hoy día una magnífica opción, que nos ayuda a mantener una piel sana y a inhibir los efectos del envejecimiento. Por supuesto, el uso de un buen protector solar todos los días (SPF 30 o mayor en UVA, UBV e IR) es el primer paso para defenderse de los signos de envejecimiento.

Hay varios tipos de AHA que provienen de fuentes diferentes: El ácido láctico de la leche, ácido cítrico de las frutas cítricas, el ácido tartárico en las uvas, ácido málico en las manzanas, el ácido mandélico de almendras, el ácido glicólico de la caña de azúcar, salicílico del sauce, kójico de la fermentación del arroz, azeláico del trigo, el centeno o la cebada, fítico de semillas y fibra, etc.

Los ácidos alfa hidroxi también son muy usados por los hombres. No sólo para reducir la apariencia de líneas finas y arrugas y emparejar el tono de la piel, sino también para que la piel sea más suave y menos deshidratada. Los hombres también encuentran que los AHAs los ayudan a evitar la aparición de pequeñas imperfecciones, poros dilatados, flaccidez del cuello, lograr firmeza facial, disminución de líneas de expresión, eliminación de barros y espinillas. Además de una importante mejoría y facilidad en el afeitado, al evitar la formación de pelos encarnados en el cuello.

El cuidado de la piel no se detiene en la cara. El envejecimiento a veces puede ser aún más revelador del cuello para abajo. Esto es especialmente cierto para aquellos que no protegen el cuerpo de la exposición al sol.

Lo que se utiliza en la cara también puede ser usado en el cuidado de otras áreas del cuerpo como el cuello, manos y el escote. Se recomienda hacer al menos uno al año o según patología, repetir 2 o más veces.Pieles acnéicas o seborréicas.Acnés leves, moderados o inflamatorios Daño solar leve o moderado (Lentigos, Melasmas, de componente vascular) Tratamientos Antioxidantes (pieles apagadas o fotodañadas), Arrugas, Rafirmantes, Rosaceas, Cuperosis, Bolsas y ojeras, Escote y manos